<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=226233171658978&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

10 maneras de enseñarle a tu hijo a ser honesto

Enseñarles honestidad a los niños puede ayudarles a ser mejores personas en el futuro. Es un valor que se les debe inculcar para que cuando sean mayores puedan vivir de acuerdo con este principio. Les permitirá desarrollar un buen carácter y ser considerados por sus compañeros como individuos con ética. Serán personas en quien todos puedan confiar, incluido tú.

Tenemos que ayudar a nuestros hijos a desarrollar los hábitos correctos, y uno de los mejores es la honestidad. Aquí hay 10 formas de enseñar a los niños a ser honestos.

1. Recompensa la verdad

Como padres, a menudo somos rápidos en regañar. A veces no siempre lo somos en alabar. Recompensa la honestidad con muchos elogios y abrazos. Tu hijo desarrollará confianza en sí mismo y reforzará su comportamiento positivo. Además, un niño nunca puede recibir demasiado amor.

2. Enseña a hablar con la verdad

Enséñale a tu hijo a que no dé cumplidos falsos. Si no tiene una palabra amable que decir, es preferible que controle sus palabras y no diga nada. Sin embargo, siempre deberíamos poder encontrar algo positivo que decir sobre alguien.

3. Promueve que diga la verdad aunque sea dura

Defender la moral es más importante que evitar herir los sentimientos de alguien fuera de lugar. Lo incorrecto siempre está mal. Por ejemplo, el mejor amigo de tu hijo hace trampa en los exámenes y tu hijo es plenamente consciente. Tiene el deber de ir con su amigo y aconsejarle que no haga trampa, pues esto hace que se lastime a sí mismo y engañe a los que han estudiado honestamente. Si se niega, entonces tu hijo tendría que decirle al maestro lo que sucede. Esa es la dura verdad.

4. Modela la verdad

Como siempre es el caso, tú eres el modelo a seguir. No querrás que tu hijo te escuche decir una mentira. Vive con la verdad. Si tus hijos te sorprenden diciendo mentiras blancas, incluso "inofensivas", sentirán que también está bien mentir. Tener la costumbre de decir pequeñas mentiras, nos llevará a la costumbre de contar las grandes. Pon el pensamiento y la iniciativa en decir y buscar la verdad todo el tiempo.

5. No lo pongas a prueba

Aunque resulte tentador probar su integridad, trata de evitar hacer preguntas que le den a tu hijo oportunidad de no ser sincero. Si lo has visto derramar jugo en el sofá, no hay necesidad de que preguntes: "¿Acabas de manchar el sofá?" Esto lo hará creer que podría tener una salida y posiblemente podría echarle la culpa a otra persona. Sólo dile que lo limpie. Tendrá suficientes oportunidades para decir la verdad.

6. Sé consecuente

Todos cometemos errores. Incluso los niños lo hacen. Te mentirán y eventualmente los atraparás. Es importante que haya consecuencias por sus acciones, se debe llevar a cabo una disciplina adecuada y seguirla. Haz que no valga la pena mentir.

7. Endereza sus intenciones

Descubrir a tu hijo siendo deshonesto es una gran oportunidad para enseñarle. Pregúntale por qué sentía que necesitaba mentir. Explica cómo la mentira daña las relaciones al causar desconfianza, y que la confianza es muy difícil de ganar. Habla con tu hijo sobre lo que podrían haber hecho de manera diferente.

8. Cumple tus promesas

Si quieres que confíen en ti, entonces cumple tus promesas. Enseña a tu hijo a ser una persona que considere sagrada su palabra. Para que cuando la dé, no la rompa. La mejor manera de enseñarlo es modelar esto en ti.

9. Procura que cuide de las cosas de otras personas

Las posesiones pueden crear todo tipo de problemas. La mejor política es enseñar a un niño desde el principio que lo que tiene le pertenece. Lo que otras personas tienen les pertenece a ellas. No está bien pedir prestado un juego y nunca devolverlo. Es increíble compartir, pero los artículos siempre deben ser devuelto.

10. Motívalo a buscar amigos honestos

Dime con quién andas y te diré quién eres. Si los amigos de tu hijo mienten y engañan, ellos también lo harán. Pero si son honestos, tu hijo serán mucho más sinceros. Debes prestar atención a los amigos de tu hijo que mientan.

Los valores son tan importantes como cualquier otra habilidad, promueven que los niños crezcan con ética y lleven a cabo acciones con base en ellos, lo que los hará exitosos. En el Colegio Chimalistac buscamos formar a nuestros alumnos de una manera ética y a través de valores. Entra y conoce más sobre nosotros y cuáles son los principios que enseñamos a nuestros alumnos.

NOSOTROS >

honest

Temas relacionados: