<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=226233171658978&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Tips para fortalecer los vínculos afectivos entre padres e hijos adolescentes

Muchas personas piensan que las familias se vuelven menos importantes para los niños a medida que van creciendo. Pero tu hijo necesita a su familia y el apoyo que le ofrece del mismo modo que cuando era más joven.

Es cierto que las relaciones familiares cambian durante la adolescencia. Cuando tu hijo era pequeño, tu papel era nutrirlo y guiarlo. Ahora podrías estar dándote cuenta de que la relación con tu hijo se vuelve más igualitaria.

La mayoría de los jóvenes y sus familias pasan por altibajos durante estos años, pero las cosas generalmente mejoran al final de la adolescencia, a medida que los jóvenes se vuelven más maduros. Y las relaciones familiares tienden a mantenerse fuertes en todo momento.

Para los adolescentes, los padres y las familias son una fuente de atención y apoyo emocional. Las familias les brindan a los adolescentes ayuda práctica, financiera y material. Y a la mayoría de adolescentes aún les gusta pasar tiempo con sus familias, compartiendo ideas y divirtiéndose.

Es normal que los adolescentes se muestren de de mal humor o parezcan poco comunicativos, pero aún así lo necesitan. Tu hijo aún te ama y quiere que te involucres en su vida, aunque a veces su actitud, comportamiento o lenguaje corporal parezca decir que no es así.

Por qué te necesita tu hijo adolescente

La adolescencia puede ser un momento difícil: tu hijo atraviesa abruptamente por cambios físicos, así como por altibajos emocionales. Los jóvenes no siempre están seguros de dónde encajan, y todavía tratan de resolverlo. La adolescencia también puede ser un momento en que las influencias de compañeros y demás relaciones pueden causarles estrés a ti y a tu hijo.

El apoyarse mutuamente puede ser vital para superar estos desafíos.

Durante este tiempo, la familia sigue siendo una base emocional segura donde tu hijo se siente amado y aceptado, sin importar lo que esté sucediendo en otros ámbitos de su vida. Tu familia puede apoyar y fomentar la confianza, la autoestima, el optimismo y la identidad de tu hijo.

Cuando en la familia se establecen reglas, límites y estándares de comportamiento, esto le confiere a tu hijo un sentido de consistencia y previsibilidad.

Y lo creas o no, tus experiencias y conocimientos sobre la vida pueden ser realmente útiles para tu hijo, ¡aunque no siempre quiera que lo sepas!

Las relaciones familiares de apoyo y cercanas, por otro lado, protegen a tu hijo de comportamientos riesgosos como el consumo de alcohol y otras drogas, y de problemas como la depresión. Tu apoyo e interés en lo que hace tu hijo en la escuela puede aumentar su deseo de procurar un buen desempeño académico también.

Las relaciones familiares sólidas pueden contribuir en gran medida a ayudar a tu hijo a convertirse en un adulto recto, considerado y afectuoso.

Relaciones familiares positivas con los adolescentes: consejos

Las actividades cotidianas que las familias llevan a cabo juntas pueden servir para consolidar y mantener relaciones estrechas con los adolescentes. Estos consejos pueden ser de ayuda para ti y tu familia.

Contenido relacionado: La importancia de tener una familia unida y cómo lograrlo

Comidas familiares

Las comidas familiares regulares son una gran oportunidad para que todos hablen sobre su día o sobre cosas interesantes que sucedan o se presenten. Si alientas a todos a opinar, nadie se sentirá ignorado. Además, muchas familias consideran que las comidas son más agradables cuando la televisión no está prendida y cuando se apagan los teléfonos móviles y las tabletas.

Salidas familiares

Trata de reservar tiempo para salidas familiares: todos pueden turnarse para elegir actividades. Unas vacaciones relajantes o un fin de semana juntos como familia también pueden fomentar la unidad. 

Momentos de intimidad

El tiempo que pasas con tu hijo les brinda la oportunidad de mantenerse conectados y de disfrutar de la compañía del otro. También puede resultar idóneo para compartir pensamientos y sentimientos. Si puedes, trata de encontrar momentos para que cada padre pase tiempo con su hijo.

Celebra los logros de tu hijo

Celebra los logros de tu hijo, comparte sus decepciones y motiva sus pasatiempos. Esto le hará saber a tu hijo que estás interesado en él. No tienes que preocuparte mucho, a veces sólo es cuestión de que observes a tu hijo practicar algún deporte o tocar música, o de que promuevas su participación en actividades extracurriculares.

Tradiciones familiares

Las tradiciones,familiares, las rutinas y los rituales pueden ayudarlos a ti y a tu hijo a reservar fechas y horarios especiales. Por ejemplo, pueden planear una noche de cine juntos, una comida favorita o una sesión de cocina en cierta fecha en particular, o bien una tarde de juegos familiares o una caminata nocturna.

Responsabilidades del hogar

Las responsabilidades del hogar acordadas les dan a los niños y adolescentes la sensación de que hacen contribuciones importantes a la vida familiar. Éstas podrían ser tareas domésticas, ir de compras o atender a miembros mayores o más jóvenes de la familia.

Contenido relacionado: Cómo conseguir que los hijos adolescentes cooperen con el trabajo de limpieza en casa

Reglas familiares

Las reglas, los límites y las consecuencias les confieren los adolescentes una impresión de seguridad, estructura y previsibilidad. Servirán para que tu hijo sepa qué normas se aplican en tu familia y qué sucederá si supera los límites.

Reuniones familiares 

Las reuniones familiares pueden ser útiles para resolver problemas. En ellas todos tienen la oportunidad de ser escuchados y parte de la solución.

Apoyo adicional

Si sientes que tu familia realmente no se está conectando, puedes buscar y encontrar un consejero familiar u otro servicio conveniente de apoyo familiar.

Al emplear tu tiempo y esfuerzo para fortalecer los vínculos afectivos entre tus hijos y padres, habrás dado el primer paso para conseguirlo. Pon en práctica algunos de los consejos que te brindamos y procura comprender que tu hijo está pasando por una etapa de cambio. Seguramente tendrá mucho que aprender de ti. 

La visión del Centro Educativo ECA incluye una colaboración con las familias para motivarlas a participar activamente en la formación de sus hijos y nuestros alumnos, pues lo que buscamos es que ellos se conviertan en personas capaces de transformar a nuestra sociedad además de poder ser exitosos a través de su excelencia académica.

Nosotros >

También podría interesarte: