Cómo generar hábitos saludables en nuestros hijos

Debes enseñar a tus hijos a cultivar una vida saludable. Lo mejor es comenzar cuando aún son bastante jóvenes. Esto los ayudará a evitar realizar elecciones dañinas para su salud y desarrollar hábitos que no les resulten beneficiosos.

Para ello es determinante que los padres lideren a través de buenos ejemplos. Decirles a tus hijos qué es lo que deben hacer y cómo deben actuar no siempre será la mejor vía para conseguir que aprendan. Asimismo, es indispensable que te observen siguiendo hábitos deseables. Existen muchas maneras de desarrollar hábitos positivos. Considera las siguientes:

Nutrición, actividad física y sueño

Los niños en este país ahora, en promedio, pesan más de lo que solían pesar. Es común que consuman muchos alimentos altos en azúcar y grasas. Además, en general, no son tan activos físicamente como deberían serlo. Los niños que tienen problemas de sobrepeso serán más propensos a sufrir de futuros problemas de salud, lo cuales pueden incluir diabetes, presión alta y problemas de corazón.

Puedes ayudar a tus hijos así:

  • Presta atención al tipo de comida que compras. Procura preparar y servir alimentos saludables. Limita el consumo de comida chatarra. Mantén al alcance frutas y verduras, los cuales pueden constituir tentempiés inmejorables. Alimentos bajos en grasa también pueden contener elementos un tanto perjudiciales, como azúcar añadido.
  • Emplea porciones apropiadas. Revisa los datos nutricionales para saber de cuánto debe ser una porción.
  • Coman los alimentos acompañándose sobre la mesa. Eviten hacerlo en frente de la televisión.
  • Dale a tus hijos mucha agua y también leche. Limita la ingesta de bebidas endulzadas o con más calorías de lo normal, como jugos de fruta, refrescos, bebidas energéticas, tés azucarados, leche saborizada, etc.
  • Monitorea las actividades de tus hijos. No deben exceder de estar frente a una pantalla más de dos horas al día. También debes fijar el uso de smart phones como parte del tiempo de pantalla. Promueve la actividad física.
  • Haz que la actividad física se vuelva parte de la rutina familiar. Den caminatas, acudan al parque, inscríbanse a un deportivo con piscina, o salgan a pasear en bicicleta. Propicia que tus hijos participen en actividades grupales, como deportes o artes marciales, lo que además resultará idóneo para mejorar su autoestima.
  • Enséñale a tus hijos hábitos de higiene oral, como que se cepillen los dientes dos veces al día y usar hilo dental de vez en cuando. Llévalos a una revisión al dentista, por lo menos, cada seis meses.
  • Asegúrate de que reciban suficiente descanso. Habla con tu doctor sobre cuál es la cantidad ideal de sueño para los niños (dependiendo de la edad).

Contenido relacionado: El poder de las rutinas nocturnas

  • Hazles notar a tus hijos la importancia de la regularidad de revisiones generales de salud.

Tabaco, alcohol y otras sustancias

Los niños pueden sentir curiosidad por el alcohol y otras sustancias desde una edad relativamente temprana. Algunos los prueban desde que se encuentran en secundaria. Muchos estudios han demostrado que si se le habla con anticipación acerca de este problema es menos probable que lleguen a consumirlas.

Puedes ayudar a tus hijos así:

  • Dales a entender a tus hijos que no está bien o no permites que fumen cigarrillos, ni vapeadores, que consuman alcohol o que se droguen con cualquier sustancia nociva. Deja en claro las consecuencias de romper las reglas.
  • Explícales el peligro de estas sustancias, más allá de prohibirlas. Motívalos a hacerte preguntas al respecto. Una anécdota significativa valdrá más que cualquier estadística. Piensa en ejemplos que puedan servir de ejemplos ilustrativos, aunque no resulten agradables.
  • Habláles a tus hijos acerca de la presión social y cómo sobreponerse a la misma. Asumir un rol basado en responsabilidad podría ayudarles a saber decir “no” cuando sea necesario.
  • Haz lo posible por conocer a los amigos de tus hijos, así como a sus padres. Genera vínculos de confianza con ellos. Comparte con sus padres las reglas que esperas que tu hijo siga. Establece modos para poder contactar a tus hijos, sin importar en dónde puedan encontrarse, también, de preferencia, para saber a dónde van, sin llegar a hostigarlos.

Contenido relacionado: Cómo lograr una comunicación efectiva con tu hijo adolescente 

  • Guíalos con tu propio ejemplo. Pon atención a cómo es que tus acciones afectan las de tus hijos. Si tu fumas o bebes, puede ser que les estés indicando que hacer lo mismo es algo normal.

La mayoría de niños esperan muchos de sus padres y los admiran. Resulta de gran relevancia que eduques con el ejemplo. Llevar una vida saludable es algo que beneficia a toda la familia. Involucra a tus hijos al darles opciones a elegir. Premia su buen comportamiento y bríndales siempre tu apoyo para que ganen confianza en sí mismos y sean capaces de cultivar hábitos saludables para la posteridad.

Entra al blog del Colegio Chimalistac para conseguir más información y leer otros artículos que te guiarán a aportarles una crianza más óptima a tus hijos. Entra al siguiente enlace:

BLOG>

habitos-saludables

También podría interesarte: