<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=226233171658978&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

4 consejos para educar en valores a adolescentes de secundaria

Como padres, deseamos que nuestros hijos desarrollen respeto y compasión hacia los demás. Queremos que lleguen a ser personas honestas, decentes y reflexivas, que sean capaces de defender sus principios, de cooperar con los demás y de actuar con responsabilidad. Nos importa que tomen decisiones morales sensatas.

Las recompensas a largo plazo por fomentar valores en los hijos adolescentes son enormes. Los jóvenes que crecen expuestos a valores sólidos, consistentes y positivos, en general, son personas más felices, obtienen mejores resultados en la escuela y tienen más posibilidades de contribuir significativamente a la sociedad.

Los siguientes 4 consejos podrán ayudarte a seguir educando en valores a tu hijo adolescente:

1. Conversa con tu hijo sobre valores

Habla con tu hijo sobre la importancia de los buenos valores. Así como los niños necesitan orientación académica, también deben ser educados en los valores de una sociedad civil: amar al prójimo; trabajar con honradez; decir la verdad; respetar la propiedad y las opiniones ajenas; y asumir la responsabilidad de sus decisiones.

De palabra y de hecho, los padres desempeñan un papel crucial en ayudarles a sus hijos adolescentes a adquirir la capacidad para discernir el bien del mal.

Muchas de las amenazas potenciales para los adolescentes de hoy en día no se sujetan meramente a la casualidad, sino que implican cuestiones de elección: incurrir en excesos y conductas nocivas (uso de alcohol o drogas) o desatender el colegio.

Contenido relacionado: Cómo enseñarle a tu hijo adolescente a tomar mejores decisiones

La investigación apunta a que es más probable para los jóvenes que se involucran en comportamientos riesgosos participar en otros. Por ello, los padres deben hacer cuanto sea posible por que sus hijos comprendan los riesgos y las consecuencias de ciertas elecciones, no sólo para su futuro inmediato, sino para su vida.

2. Actúa con el ejemplo

Afortunadamente, la mayoría de los hijos comparten los valores de sus padres en torno a los aspectos más importantes. Tanto sus prioridades y sus principios como su ejemplo pueden enseñarles a los adolescentes a optar por el camino correcto cuando otros caminos se vuelven tentadores.

Éstas son algunas formas en las que pueden ayudarles a sus hijos a cimentar buenos valores:

  • Si te ciñes a un trabajo desafiante y no desistes en completarlo, tu hijo se sentirá más motivado a terminar la tarea y los quehaceres del hogar.
  • Si decides trabajar como voluntario, tu hijo tendrá un ejemplo para sentir compasión por personas menos afortunadas.
  • Si aceptas cualquier derrota con gentileza, tu hijo podrá aprender que hay cosas más relevantes que ganar.
  • Si tu hijo vive con padres se tratan con respeto, seguramente querrá seguir dicho ejemplo en las citas y en el matrimonio.
  • Si tu hijo siente que sus padres aprecian a las personas de distintos credos y culturas, será más probable que se abra más a aceptar a personas de diferentes condiciones y orígenes.
  • Si le dices, por ejemplo, a un empleado de ventas que te dio cambio por un billete de quinientos pesos y no de doscientos, tu hijo observará la honestidad en esa acción.
  • Si tu hijo ve que sus padres son capaces de tomar decisiones difíciles, entenderá que a veces las mejores opciones nos son las que lo parecen de primera intención.
  • Si aceptas las decepciones como parte inevitable de la vida, y puedes levantarte y seguir adelante, tu hijo aprenderá el poder de la resiliencia y de la perseverancia.
  • Si sabes reírte de tus propios errores, tu hijo estará más animado a aceptar sus propias imperfecciones.
  • Si te acostumbras a decir "no" en los momentos propicios, tu hijo tomará nota de ello.

3. Cultiva una actitud modesta hacia los bienes materiales

La actitud de los padres hacia el dinero y los bienes materiales también puede moldear la de los hijos. Si tiendes a medir tu autoestima y el valor de otras personas en términos de automóviles, casas, muebles, ropa costosa y demás posesiones, existirá una mayor probabilidad de que tu hijo cultive esta misma actitud.

Es muy importante satisfacer las necesidades de los hijos, pero es tarea de los padres guiarlos para que las separen de sus deseos.

Darles mesadas adecuadas a los hijos es una buena manera de ayudarlos a comprender el valor del dinero. Pero los padres deben decidir la cantidad apropiada, según los recursos, la edad y los gastos. Asimismo, con las mesadas los adolescentes pueden aprender a ahorrar y a usar el dinero de forma inteligente.

4. Aprovecha el respaldo del apoyo y la orientación externas

Es natural que los padres busquen revelarles información y brindarles orientación consistente con sus valores a sus hijos. Los expertos en desarrollo infantil sostienen que los padres suelen ser mejores para proporcionar información sobre hechos de la vida que para hablar sobre cuestiones como la sexualidad o el uso de sustancias.

Contenido relacionado: Cómo prevenir las principales adicciones en los jóvenes

Para tomar buenas decisiones, los jóvenes deben contar con información precisa sobre estos aspectos básicos, una que tenga en cuenta una dirección guiada por buenos valores.

A menudo, a los padres les resulta más fácil enseñarles valores a sus hijos cuando confían en amigos y en otros padres para recibir apoyo y orientación. Muchos padres también obtienen el apoyo de sus comunidades culturales o de instituciones educativas.

Cabe decir que, en cierto límite de sus esfuerzos por educar a los adolescentes, algunos padres llegan a sentirse decepcionados y frustrados.

Generalmente, no hay razón para que los padres se preocupen si los hijos se comportan de un modo que difiere del de sus estándares, siempre y cuando no lo hagan con regularidad.

El mal comportamiento debe ser reconocido y atendido. Pero todos haríamos bien en recordar nuestra propia adolescencia; la mayoría de nosotros salió adelante y tuvo la oportunidad de forjarse una vida decente.

En la secundaria del Colegio Chimalistac nos preocupamos por guiar a los alumnos con una educación en valores, ésa es parte de la función de nuestra atención personalizada; también los ayudamos a resolver los retos que puedan presentárseles. Descarga nuestro modelo educativo:Nueva llamada a la acción

También puede interesarte: