Cómo enseñarle a tu hijo adolescente a ser una persona organizada

Todos queremos ayudar a nuestros hijos a tener éxito en la vida. Y nuestro trabajo, como padres, es apoyarlos con el fin de que puedan aprender las habilidades necesarias para convertirse en adultos exitosos y felices. Esto es especialmente cierto con relación a los adolescentes. Mientras preparas a tu hijo para tener éxito en la escuela secundaria y, pronto, en la universidad, debes asegurarte de que cuente con las habilidades indispensables. Una de las cosas más importantes que puedes enseñarle es cómo ser más organizado.

A menudo se pasan por alto, pero las habilidades de organización pueden ser útiles para que tu hijo consiga ser exitoso no sólo en la secundaria y la universidad, sino también en su futuro lugar de trabajo. El mejor momento para comenzar es ahora. Considera estos consejos para ayudar a tu adolescente a ser más organizado.

1. Comienza con un planificador

A medida que tu hijo se ocupe más, su horario se volverá más apretado. Muchos adolescentes se inscriben a actividades sociales, deportes y extracurriculares. Puede ser difícil dar seguimiento a todo lo que sucede diariamente. Un planificador es una excelente manera de mantener todo organizado. Un buen planificador generalmente tendrá una hoja semanal, con columnas para cada día. Puedes ayudar a tu hijo a escribir todas sus actividades y hacer hábito de revisar su agenda diaria y semanalmente para permanecer al tanto de su horario.

Tu hijo podría sugerir usar el calendario de su teléfono celular para llevar un registro de su horario. Esta no es mala idea para configurar alarmas de recordatorio y tener un respaldo. Pero si organizarse no es algo natural para tu hijo, un planificador en papel realmente puede ayudarlo a ser más organizado.

Contenido relacionado: El poder de las rutinas nocturnas

2. Busca que esté preparado

Una parte importante de la organización consiste en estar preparado y establecer prioridades. Una vez que tu hijo adolescente comience a usar un planificador, ayúdalo a establecer prioridades y prepararse para próximos eventos. Por ejemplo, puedes ayudar a tu hijo a especificar cuándo deben entregarse las tareas. Luego, procura planificar el tiempo para trabajar en cada una.

Otra parte de ser organizado requiere de prepararse para la tarea en cuestión. Ubica un lugar designado en la casa para la tarea. Cuando llegue el tiempo planeado para la tarea, motiva a tu hijo a recoger sus bolígrafos, lápices, papel, calculadora, libros escolares, etc. antes de sentarse. De esta manera, aprenderán} a concentrarse en el trabajo en lugar de dedicarse a buscar suministros, libros y otras tareas dilatorias en la casa.

Ayúdalo a aprender a prepararse para su día. Fomenta el hábito de empacar la mochila para la escuela la noche anterior. Y el de lavar y arreglar los uniformes deportivos o de trabajo la noche antes de usarlos.

Contenido relacionado: La escuela, elemento clave para el éxito personal y profesional de tus hijos

3. Promueve que haga una limpieza diaria, semanal y mensual

Organización y limpieza van de la mano. No es raro que los adolescentes carguen con mochilas llenas de basura y pasen su tiempo en habitaciones llenas de platos, papeles y ropa sucia. Es difícil organizarse cuando uno no puede hallar nada. Ayuda a tu hijo a cultivar el hábito de limpiar su habitación y su mochila semanalmente. Es posible que siga siendo bastante desorganizado al comenzar con este hábito. Pero tú y tu adolescente descubrirán que un poco de mantenimiento diario, semanal y mensual en estas áreas marcará una gran diferencia en su capacidad para mantenerse organizado.

4. Apaguen la tecnología para que pueda concentrarse

Una parte relevante de la organización implica aprender a enfocarse en la tarea en cuestión. Esto implica apagar los dispositivos tecnológicos. Los teléfonos celulares deberán guardarse durante las horas de tarea, escuela y trabajo en el hogar. Y también a veces durante el tiempo social.

Si deseas que tu adolescente sea más organizado, debe aprender a priorizar, mantenerse enfocado y evitar distracciones. Esto asimismo ayudará a tu hijo a priorizar el trabajo y la escuela, lo cual significa que cuando esté en la escuela se centrará en ella.

Contenido relacionado: 10 maneras de mejorar la concentración de tu hijo

5. Da un buen ejemplo

Esta puede ser una de las partes más difíciles para enseñarle a tu hijo a ser más organizado. Como con la mayoría de las cosas que los padres intentamos enseñar, la mejor manera hacerlo es por medio del ejemplo. Será difícil convencer a tu hijo de lo importante que resulta la organización si tu escritorio es un desastre, siempre llegas diez minutos tarde y olvidas citas importantes.

Tómate el tiempo para organizarte. Obten tu propio planificador y calendario familiar. Planifica algunas tareas de limpieza diarias, semanales y mensuales que puedas realizar en tu casa según sea necesario. Apaga tu teléfono en la cena con la familia o cuando estés ayudando a sus hijos con la tarea. Muéstrales tus prioridades y habilidades de organización para que aprendan de tu ejemplo.

Durante la preparatoria, el ser organizado se vuelve cada vez más crucial, ya que aumenta la responsabilidad de los alumnos y comienzan a entrar a la vida adulta. La organización es una habilidad que conllevará muchos beneficios para tu hijo.Y si sigues estos 5 consejos da por seguro que tu hijo cambiará y aprenderá a organizarse mejor.

En el Colegio Chimalistac buscamos preparar a nuestros alumnos de la mejor manera, enseñándoles habilidades y fomentando buenos hábitos como el que sean organizados. Entra y conoce más sobre nuestra preparatoria y cómo preparamos a nuestros alumnos para la vida adulta.

PREPARATORIA >

organized teen