4 beneficios de un taller de ajedrez en la escuela

El ajedrez es uno de los juegos más conocidos del mundo y una de las actividades más populares para promover la interacción social y unir a las personas. Es natural que antes de que tu hijo se una a un taller extraescolar de ajedrez, quiera conocer los beneficios de formar parte de uno.

Como todos tienen diferentes capacidades y niveles de habilidad, un juego basado en tales diferencias mantiene el dinamismo en el juego. Un juego como el ajedrez puede jugarse con cualquier nivel de experiencia porque hay muchas variaciones: se trata de mucho más que simplemente recoger piezas y juntarlas.

Estos son cuatro beneficios que un taller de ajedrez en la escuela les aporta a niños y adolescentes por igual:

1. Desafía la mente

Al jugar ajedrez los niños desafían su mente y se ven motivados a mejorar y esforzarse por ganar. Las posibilidades son infinitas y con cada año que lo practican, aprenden más sobre el juego y las reglas.

Si uno acaba de aprender a jugarlo o no sabe cómo, hacerlo en un entorno social hace que el juego se torne mucho más interesante.

Contenido relacionado: 6 ejercicios mentales para desarrollar la inteligencia de los adolescentes

2. Brinda una forma divertida de aprender con los demás

A menudo, los niños y jóvenes se sienten más seguros cuando juegan con un pequeño grupo de compañeros alrededor. Pueden competir amistosamente o jugar el juego para divertirse juntos. Es una excelente forma de compartir un pasatiempo y de relacionarse con otras personas.

3. Desarrolla las habilidades analíticas

El ajedrez es una manera idónea de que los niños pongan en práctica algunas de sus habilidades analíticas. A muchos les encanta poder contar y ver los números en el tablero de ajedrez y todas las diferentes piezas hacen que contar sea fácil y divertido.

Cuando juegan una partida de ajedrez deben usar su cerebro y su memoria. Contar y memorizar números es mucho más fácil para ellos cuando participan en un juego. Así, es una forma divertida de aprender habilidades matemáticas y desarrollar habilidades de razonamiento.

4. Es una oportunidad de conocer nuevos compañeros

Un taller de ajedrez como actividad extraescolar es una gran oportunidad para que los niños y adolescentes puedan conocer nuevos compañeros y formar amistades, así como de interactuar con personas que tienen intereses similares.

Contenido relacionado: 6 actividades que potencian el desarrollo de los adolescentes

Los jugadores y los tableros están ahí para desafiarlos y las reglas hacen del ajedrez un juego muy social, que todos pueden observar.

Al jugar con amigos se divierten y se sienten cómodos consigo mismos y con los demás. Para aquellos que se sienten incómodos o cohibidos en entornos grupales, el juego pone a prueba su capacidad para enfrentarse al mundo y acostumbrarse a la interacción social.

Cuando encuentran un grupo de personas con las que disfrutan estar, se dan cuenta de que se vuelve más fácil conocer a compañeros que no habían conocido antes.

Como parte de sus actividades extraescolares, el Colegio Chimalistac ofrece a sus alumnos de primaria, secundaria y preparatoria la oportunidad de participar en un taller de ajedrez que incluye todos los beneficios mencionados. Para conocer más de nuestra oferta educativa, agenda una cita con nosotros:

Nueva llamada a la acción

También podría interesarte: