10 tipos de habilidades cruciales para los niños de kínder

Los años de kínder de los niños constituyen un período de crecimiento crítico en todas las áreas del desarrollo: adaptativa, cognitiva, de lenguaje, física y social.

La mayoría de los niños tienen al menos tres años cuando comienzan a asistir a la etapa preescolar y permanecen ahí aproximadamente tres años. Durante los primeros cinco años de un niño, su cerebro se desarrolla más rápido y de manera más significativa que en cualquier otro momento de su vida.

El preescolar le brinda a los pequeños la oportunidad de ampliar y profundizar sus habilidades esenciales, lo que los prepara para una vida de aprendizaje y los capacita para hacer contribuciones positivas al mundo y a la sociedad.

Estas son diez tipos de habilidades cruciales que tu hijo debe desarrollar en el kínder:

1. Desarrollo emocional

La experiencia en preescolar debe contribuir a que tu hijo comprenda mejor sus emociones, así como las de los demás. Esto incluye tanto el reconocimiento de las emociones y los sentimientos como el manejo de los mismos y de su comportamiento.

Contenido relacionado: La importancia de la empatía para los niños pequeños

 

2. Habilidades sociales

A través del juego colaborativo y el aprendizaje, en conjunto, los niños de kínder aprenden a respetar y a llevarse bien con los demás, lo que les sirve para desarrollar aún más sus habilidades lingüísticas, sus habilidades sociales y su capacidad para autocontrolarse.

Los maestros guían a los niños para que empiecen a resolver conflictos básicos que puedan surgir durante el juego creativo o en proyectos de aprendizaje estructurados.

3. Alfabetización temprana

A la edad de tres años, los niños pueden comenzar a aprender a escribir sus nombres y a leer palabras simples. La práctica que reciben en preescolar los prepara para el éxito en el desarrollo posterior del lenguaje.

4. Habilidades auditivas

Para poder seguir instrucciones y comprender lo que se les enseña, los pequeños deben desarrollar habilidades auditivas. Éstas son indispensables para su adaptación social y académica en general. El entorno preescolar promueve actividades que aumentan las habilidades auditivas de tu hijo.

5. Habilidades de comunicación

La capacidad de los niños para hacer preguntas, expresar sus sentimientos y dar a conocer sus necesidades, tanto a través de palabras habladas como por medio del lenguaje corporal, es de suma importancia para que logren triunfar en el ámbito social y académico.

Las actividades preescolares y los comentarios de sus maestros los encaminan a perfeccionar todas estas habilidades.

6. Habilidades motoras finas

Las actividades de manualidades de nivel preescolar desarrollan las habilidades motoras finas de los niños, necesarias para proyectos más complejos a medida que crecen. Requieren que los niños usen marcadores, trabajen con tijeras, esculpan objetos y realicen otros juegos creativos centrados en la destreza.

7. Capacidad para prestar atención

Todos podemos simpatizar con la dificultad de algunos jóvenes estudiantes para sentarse quietos y prestar atención durante más de unos minutos.

El entorno estructurado, pero enriquecedor, del kínder es clave para que los niños estimulen su capacidad para prestar atención y prepararse para los entornos académicos más desafiantes que se avecinan.

Contenido relacionado: 10 maneras de mejorar la atención de los niños pequeños

8. Habilidades matemáticas tempranas

Aprender a reconocer números y comenzar a contar cosas en el kínder les ayuda a los niños a comprender cómo encajan las matemáticas en el mundo y les proporciona una base para los planes de estudios más complejos posteriores.

9. Habilidades para resolver problemas

Cada aspecto de la vida exige que usemos habilidades para resolver problemas. Fundamentales para el éxito en la escuela, las relaciones personales y aun las actividades más sencillas de la vida. La adquisición de habilidades de resolución de problemas debe comenzar en la etapa preescolar.

Su enseñanza y su práctica puede darse mediante interacciones personales, distintos juegos y actividades elementales.

Contenido relacionado: 10 consejos para que tu hijo pequeño desarrolle sus habilidades cognitivas

 

10. Creatividad

Cuando animamos a los niños a expresarse con uso de creatividad, generamos confianza en ellos mismos y los motivamos a abordar desafíos desde nuevas perspectivas.

Las actividades creativas les son útiles a los niños para que descubran un sentido de ellos como individuos y pueden ser una forma para que los adultos en su vida celebren su singularidad.

Ten en cuenta que los padres complementan la educación de los niños en el hogar con el apoyo de su maestro. Las interacciones sociales de los niños con sus compañeros de clase y con los conocidos de la familia son asimismo un aspecto invaluable para su bienestar y para que pongan en práctica habilidades importantes.

El modelo educativo del Colegio Chimalistac tiene un enfoque de formación integral. No sólo buscamos que nuestros alumnos sobresalgan en el aspecto académico, sino también a nivel social, emocional y físico. Agenda una cita virtual con nosotros y resuelve todas tus dudas:

Nueva llamada a la acción

También podría interesarte: