Cómo promover un uso adecuado de internet en la era del aprendizaje virtual

La educación de los hijos se ha vuelto mucho más compleja hoy en día en comparación con generaciones anteriores. El internet, los teléfonos celulares y otras formas de tecnología no sólo dan más cosas en qué pensar, sino que también contribuyen a que exista un ritmo más rápido de cambio.

Aun así, lo mejor que pueden hacer los padres al respecto es aprender cuanto les sea posible sobre tales innovaciones y armarse de conocimientos. Aunque no puedan verlo todo, a veces la clave consiste en que presten atención constante. Y con mayor razón, ahora que los niños deben aprender en línea.

La lista de preocupaciones en torno a la crianza en un mundo digital es larga, pero a continuación presentamos algunas consideraciones básicas para los padres.

Tiempo frente a la pantalla

Cuando los niños todavía son pequeños, es más fácil controlar el uso que hacen de la tecnología. Quizás lo que más preocupe a los padres es la cantidad y la calidad del tiempo de pantalla al que tienen acceso.

En cuanto a niños mayores, los padres deben aplicar algo de su sentido común para determinar qué actividades son convenientes para ellos. Por ejemplo, los niños pueden usar juegos o aplicaciones de acondicionamiento físico en los días de lluvia u otros días en que deban permanecer en casa.

Consejos:

  • Habla con tus hijos sobre lo que están haciendo y viendo en línea y ayúdalos a encontrar un equilibrio entre actividades sociales, juegos de mesa/rompecabezas, ejercicio físico, actividades productivas y un poco de tiempo pasivo solo para que se relajen.
  • Estimula a tus hijos a pensar en la cantidad de tiempo que pasan frente a las pantallas y anímalos a que se tomen descansos y realicen otras actividades. Deben empezar a saber moderar sus actividades por cuenta propia.
  • Modela límites apropiados de tiempo de pantalla. Tus hijos te observan y aprenden de ti.

Contenido relacionado: ¿Cómo equilibrar el aprendizaje en línea de tu hijo con el resto del tiempo en pantalla?

Ergonomía

Aunque no está relacionado directamente con la red, esto es algo en lo que la gente no piensa a menudo. La ergonomía es en realidad un aspecto muy importante, ya que los niños pasan cada vez más tiempo usando dispositivos, jugando videojuegos y viendo pantallas.

Consejos:

  • Tus hijos deben tomar descansos regulares de permanecer sentados. Configura un temporizador y promueve que los niños hagan algunos estiramientos o un breve entrenamiento en los descansos.
  • Anima a los niños a adoptar una buena postura cuando se sienten frente a la computadora. Puede ahorrar muchas dificultades en el futuro.

Acceso al internet

Una vez que los niños tienen un acceso menos regulado al internet, las cosas se complican aún más. Ahora debes preocuparte no sólo por lo que ven y leen, sino también por cómo interactúan con los demás. ¿Cómo podemos evitar que accedan a material inapropiado mientras aprenden en línea?

Consejos:

  • Usa un filtro de internet o un navegador web seguro (para niños más pequeños) para minimizar la exposición a contenido inapropiado, pero no confíe únicamente en estos recursos para proteger a tus hijos.
  • Redacten juntos un contrato sobre lo que es aceptable y lo que no.
  • Enséñales a tus hijos hábitos para que naveguen con seguridad, los cuales incluirían no descargar archivos desconocidos o hacer clic al azar en los enlaces.

Dispositivos móviles

Una vez que los niños crecen y comienzan a disfrutar un poco más de su independencia es buen momento para empezar a pensar en comprarles un teléfono celular.

Sin embargo, se hace aún más importante estar al tanto de su actividad, pues ahora tienen la posibilidad de comunicarse, navegar y compartir información en la red incluso cuando los padres no están cerca de ellos. Este sentimiento de libertad adicional puede conllevar comportamientos riesgosos e inapropiados.

Consejos:

  • Recopila sus dispositivos y pídeles que los apaguen antes de acostarse. Guárdalos y cárgalos juntos en un lugar específico o, si es necesario, en tu dormitorio.
  • Ayuda a los niños a comprender los peligros del ciberacoso. Enséñales a informarte a ti o a otro adulto responsable sobre cualquier comportamiento sospechoso.
  • Inicialmente, consígueles teléfonos sencillos. Ya que hayan demostrado su responsabilidad, considera la posibilidad de comprarles un teléfono más sofisticado.

Redes sociales

Los niños más pequeños no se encuentran preparados para vigilar su seguridad a largo plazo y atender las implicaciones sociales de lo que hacen en línea. Por ello, muchas redes sociales les impiden registrarse y usarlas, lo que resulta bastante razonable.

Dicho esto, si tus hijos ya son más grandes, tómate el tiempo para conocer todos los sitios de redes sociales a los que pertenecen, anota su información de inicio de sesión, habla con ellos sobre precauciones de seguridad, y haz cuanto esté en tus manos para mantenerte al tanto de su actividad en línea.

Consejos:

  • Mantén un diálogo continuo sobre las redes sociales con tus hijos. Pídeles, por ejemplo, que te muestren, a manera de tutorial, cómo funciona su sitio favorito. No sólo les dará confianza a ellos, sino que también te servirá para comprender por qué disfrutan de cierto sitio y cómo es que lo usan.
  • No trates de avergonzarlos o humillarlos deliberadamente; podrías perder una confianza que es fundamental para poder ayudarlos si llegaran a necesitarlo.
  • Indícales que sean reflexivos acerca de lo que compartan en línea, tanto en contenido visual como verbal.

Conclusión

Los aspectos más importantes a tener en cuenta son:

  • Hablar con los hijos acerca de las preocupaciones y los peligros del uso de internet y de dispositivos, pero también escuchar lo que tienen que decir.
  • Mantenerse involucrado. Averiguar lo que están haciendo en línea y cómo funcionan los sitios de redes sociales que usan.
  • Establecer reglas y límites como con el resto de actividades. Los niños podrán cruzarán, pero aún necesitan saber cuáles son los límites.

Debemos recalcar que en vista de la necesidad actual del uso de tecnología y de la era del aprendizaje virtual que vivimos, los padres deben estar mucho más al pendiente de la actividad de sus hijos en línea. Los consejos en este artículo les serán de utilidad para conseguirlo.

Contenido relacionado: 5 ventajas de tomar clases virtuales

Para nosotros, en el Centro Educativo ECA, es de primera importancia el bienestar de nuestros alumnos y la participación de los padres en su formación. Conoce más de lo que podemos ofrecerles a ti y a tu hijo, agenda una cita online con nosotros:

Nueva llamada a la acción

También podría interesarte: