6 beneficios de usar tecnología en el aula

Es importante reconocer que los estudiantes actualmente están interesados en ​​y comprometidos con el uso de la tecnología, esto crea muchas oportunidades increíbles para que las escuelas y los maestros se beneficien de la integración de algunas formas de tecnología en el aula y logren que la enseñanza y el aprendizaje sean más efectivos. A continuación, mencionamos unos de los principales beneficios del uso de tecnología en el aula.

1.- Mejora el compromiso

Al integrarse la tecnología en las lecciones, se espera que los estudiantes se encuentren más interesados ​​en las materias que estudian. La tecnología ofrece diferentes oportunidades para hacer que el aprendizaje sea más divertido y placentero, en términos de enseñar las mismas cosas de maneras distintas. Por ejemplo, impartir enseñanza a través de la gamificación, llevar a los estudiantes a excursiones virtuales y utilizar otros recursos de aprendizaje en línea. Además, la tecnología puede fomentar una participación más activa en el proceso de aprendizaje, que sería más difícil de conseguir a través de un entorno de conferencias tradicional.

2.- Incrementa la retención del conocimiento.

Se espera que los estudiantes comprometidos y apasionados por las cosas que estudian, tengan una mejor retención de conocimientos. Como se mencionó anteriormente, la tecnología puede ayudar a fomentar la participación activa en el aula, que también es un factor muy importante para aumentar la retención de conocimientos. Se pueden utilizar diferentes formas de tecnología para experimentar y decidir qué funciona mejor para los estudiantes con el propósito de de conservar su conocimiento.

3.- Alienta el aprendizaje individual.

Nadie aprende de la misma manera debido a los diversos estilos de aprendizaje y habilidades diferentes. La tecnología ofrece grandes oportunidades para lograr que el aprendizaje sea más efectivo para todos, cuyas necesidades son distintas. Por ejemplo, los estudiantes pueden aprender a su propio ritmo, revisar conceptos difíciles u omitirlos si lo necesitan. Además, la tecnología puede ampliar posibilidades para los estudiantes con dificultades o discapacitados. El acceso a internet brinda a los estudiantes la disponibilidad de una amplia gama de recursos para realizar investigaciones de variadas maneras, lo que a su vez puede aumentar el compromiso.

4.- Fomenta la colaboración.

Los estudiantes pueden practicar habilidades de colaboración al involucrarse en diferentes actividades en línea. Por ejemplo, trabajando en diferentes proyectos, colaborando con otros en foros o compartiendo documentos en sus entornos de aprendizaje virtual. La tecnología es capaz de fomentar la colaboración con los estudiantes en la misma aula, la misma escuela e incluso con otras aulas del resto del mundo.

5.- Posibilita que los estudiantes aprendan habilidades de vida útiles.

Al usar la tecnología en el aula, tanto maestros como estudiantes pueden desarrollar habilidades esenciales para el siglo XXI. Los estudiantes pueden adquirir las habilidades que requieren para tener éxito en el futuro. El aprendizaje moderno consiste en colaborar con otros, resolver problemas complejos, usar pensamiento crítico, emplear diferentes formas de comunicación y habilidades de liderazgo, y mejorar motivación y productividad. Además, la tecnología puede ayudar a desarrollar muchas habilidades prácticas, como crear presentaciones, aprender a diferenciar fuentes confiables de otras no confiables en internet, mantener la etiqueta adecuada en línea y escribir correos electrónicos. Éstas son algunas muy importantes que pueden aprenderse en el aula.

6.- Beneficia a los profesores también.

Con innumerables recursos en línea, la tecnología puede mejorar la enseñanza. Los maestros pueden usar diferentes aplicaciones o recursos en línea de confianza para perfeccionar las formas tradicionales de enseñanza y mantener a los estudiantes más comprometidos. Los planes de lecciones virtuales, el software de calificación y las evaluaciones en línea pueden ahorrarles mucho tiempo. Este valioso tiempo puede emplearse para trabajar con estudiantes que tengan dificultades. Además, contar con entornos virtuales de aprendizaje en las escuelas fortalece la colaboración y el intercambio de conocimientos entre los profesores.

La tecnología es una herramienta que genera muchos beneficios en el proceso de aprendizaje, ya que lo facilita y asimismo permite desarrollar la creatividad de los alumnos, además de que en el siglo XXI cada vez es más importante mantener a los niños actualizados con tecnologías de vanguardia para que obtengan beneficios en su vida profesional.

En el Colegio Chimalistac nos preocupamos por que cada alumno desarrolle su potencial y llegue a ser la mejor versión de sí mismo; es por eso que contamos con programas y proyectos de innovación y tecnología educativa que nos ayudan a identificar habilidades y áreas de oportunidad, para así brindarle una educación más personalizada. Entra y conoce más sobre nuestros potenciadores y cómo utilizamos la tecnología para enseñar a nuestros alumnos.

POTENCIADORES DE TALENTO >

tcnologia en el aula

Temas relacionados: