<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=226233171658978&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

5 razones por las que la educación artística es importante para los niños

La apreciación del arte no se trata únicamente de reconocer un Picasso o un Matisse. Consiste más bien en introducir a los niños a un nuevo modo de apreciar las cosas. Tampoco se trata de enunciar datos y cifras acerca de una obra de arte. En todo caso, ayuda a nuestros hijos a volverse más sensibles hacia el punto de vista de los demás, así como a la expresión visual y las imágenes alrededor suyo.

Conocer de historia del arte puede proveer inmensos beneficios para el desarrollo de un niño. Les enseña que el arte es parte integral de nuestras vidas y que se halla por todo nuestro entorno. También fomenta el amor por el arte y la cultura desde una edad temprana.

Admirar obras de arte puede ser significativo para que los niños adquieran una empatía más profunda a través de experiencias ajenas, y comprendan que nuestras reacciones y respuestas son determinadas por situaciones y contextos individuales. Esto también ha mostrado provocar un efecto en la forma en que los niños autorregulan sus propias emociones.

La investigación también ha demostrado que la introducción de la apreciación del arte a los niños en edad preescolar les ayuda a cultivar su imaginación y la capacidad de concentrarse durante más tiempo. La educación artística, así, contribuye enormemente a las áreas cognitivas, afectivas y psicomotoras del niño a lo largo de su crecimiento.

Estas son las 5 formas principales en que la educación artística y la apreciación resultan beneficiosas para el desarrollo de un niño:

1.- Observación:

Mirar las ilustraciones mejora las habilidades de observación del niño. Al centrarnos en un aprendizaje basado en investigación en lugar de uno basado en habilidades, podemos animar a los niños a observar más de cerca y distinguir señales y símbolos visuales. También propicia un enfoque más consciente acerca de la vida desde una edad temprana, en que los niños puedan tomarse el tiempo para admirar su alrededor. Cuando los niños aprenden a visualizar a través de una atención e imaginación cuidadosas, esto logrará extenderse a otras áreas de su aprendizaje. Por ejemplo, esto complementa sus habilidades de lectura, ya que los niños capaces de visualizar lo que están leyendo se convierten en lectores mucho más fuertes.

2.- Preguntas reflexivas:

Al formular preguntas abiertas, puede animarse a los niños a reflexionar sobre su propia respuesta emocional a una obra de arte. Esto estimula un pensamiento más profundo y también la consideración de diferentes puntos de vista, así como les fomenta la confianza en sus gustos y aversiones personales. El arte es una forma muy efectiva de disparar la reflexión en los niños, pues se relaciona directamente con las emociones, y no siempre conlleva una respuesta correcta o incorrecta. También puede utilizarse para provocar discusiones sobre por qué las personas crean arte y por qué el arte es útil.

3.- Capacidad analítica:

Observar las ilustraciones y comprender las motivaciones y el entorno cotidiano del artista lleva a los niños a entender cómo es que las imágenes visuales se configuran de acuerdo con el contexto en el que se encuentran. Esto les ayudará a apreciar y responder a las imágenes que los rodean de forma impresa y mediante las redes sociales. Pensar en el color, la composición y la escala puede provocar discusiones no sólo sobre alguna obra de arte, sino también sobre perspectiva, ciencia, historia, sociedad, etc.

Contenido relacioado: La importancia de enseñar pensamiento crítico a los niños

4.- Comunicación: 

Al alentar a los niños a hablar sobre arte, aprenderán vocabulario sobre arte y adquirirán fluidez para expresarse de manera más clara. Los términos técnicos, así como la comprensión de una gama de técnicas, se vuelven más fáciles de introducir, al vincularse a una particular obra de arte frente a ellos. Cuando describen una obra de arte, los niños amplían su poder de palabra y lo traducen en todo lo que los rodea, incluida ahí la capacidad de hablar sobre sus emociones y sentimientos. Al pedirle al niño que intente ser más específico y hacerle preguntas abiertas, como "¿dime por qué sientes esto?", los niños podrán efectuar una mejor conexión entre las palabras.

5.- Discusión:

Hablar sobre arte es un buen método de enseñar a los niños habilidades imprescindibles de negociación y discusión. Escuchar el punto de vista de los demás y contribuir con el nuestro es una disposición difícil de aprender. También brinda la oportunidad de volver más placenteros los momentos familiares, pues los padres y los niños aprenderán a discutir en conjunto el arte que lleguen a tener enfrente. Estimula asimismo que los niños aprendan a trabajar en colaboración y utilicen el lenguaje de manera efectiva con el fin de que les sea posible expresar claramente a los demás lo que ven, cómo se sienten y por qué. Hablar de arte les confiere a los niños un vocabulario que de otra manera no poseerían.  

La apreciación del arte y la historia del arte son las facetas más interdisciplinarias de aprendizaje, debido a que se vinculan no sólo con la obra  y el artista, sino con la ciencia, el lenguaje, la política y la sociedad de un momento dado. Aprender sobre arte les permite a los niños crear sus propias visiones acerca del pasado y del presente, y visualizar lo que desean para el futuro.

Este tipo de aprendizaje se torna más efectivo cuando los padres participan activamente con los niños a través de la discusión y el análisis. Observar, reflexionar y cuestionar las obras de arte ayuda a los niños a desechar ideas preconcebidas. Lo más determinante es que refuerza el mensaje de que no hay una única manera de ser artístico y de hacer arte, y además que las emociones, los sentimientos y los deseos internos pueden expresarse de muchos modos distintos.

También importa que la educación artística se lleve a cabo en un entorno de apoyo, donde los niños y los padres encuentren las herramientas necesarias para aprovechar al máximo este conocimiento, y donde los niños no se sientan juzgados por opinión alguna.

Nos encontramos bombardeados por la tecnología que nos rodea, así, es común que los niños más pequeños usen tabletas. Todo en la tecnología es instantáneo y al alcance del clic de un botón. No permite, entonces, que los niños despejen su mente y puedan observar cuidadosamente. Por eso es crucial que involucremos a nuestros niños en actividades que desarrollen no sólo habilidades motoras, sino también sociales, emocionales y cognitivas. La apreciación del arte puede lograr esto.

En el Colegio Chimalistac contamos con desarrollo del intelecto a través del arte (D.I.A.), en el cual se les enseña pinturas de arte a nuestros alumnos y con base en éstas se promueve un diálogo de discusión dentro del salón de clase para que expresen tanto sus pensamientos como sus emociones, de manera que puedan obtener los beneficios antes mencionados. Éste es sólo uno de nuestros potenciadores de talentos. Entra y conoce más sobre nuestros potenciadores.

POTENCIADORES DE TALENTO >

Temas relacionados: 

 

Resultado de imagen para arte niños