¿Cómo aprenden los niños de acuerdo a la pirámide de Glasser?

Sabemos que los niños absorben información y aprenden muy rápido, pero alguna vez te has preguntado ¿cuáles son las fuentes de aprendizaje de nuestros hijos?, ¿de quién aprenden? y ¿cómo aprenden?

La teoría de Glasser, desarrollado por el psiquiatra William Glasser, habla sobre cómo nuestros sentidos afectan nuestro aprendizaje desde pequeños, la cual se representa con una pirámide en donde la base es lo que más influye en nuestro aprendizaje y la parte superior lo que menos impacto tiene.

Si observamos detenidamente esta pirámide, nos daremos cuenta de lo que lo que más motiva a las personas, sobre todo durante su infancia, son las preguntas ¿por qué? y ¿para qué?

Te dejamos la explicación de cada uno de los niveles, en una escala que va desde la parte superior, que es la menos relevante, a la base, que es la más importante y la que más influye en el aprendizaje de los niños.

- Aprenden un 10% de lo que leen

Sí, aunque la lectura tiene infinitos beneficios en el desarrollo del intelecto y la creatividad, este psiquiatra asegura que no aprenden realmente de lo que leen. Al menos no tanto como pensamos. Por supuesto, sirve para desarrollar muchas otras habilidades y facetas esenciales que están estrechamente relacionadas con el aprendizaje, sin embargo, es el que menos impacto tiene.

- Aprenden un 20% a partir de lo que escuchan.

El sentido del oído es esencial. Sin embargo, sabemos que no es lo mismo oír que escuchar. Es por esta razón que como padres debemos de tener cuidado con lo que decimos frente a nuestros hijos, ya que al estar presente en conversaciones pueden aprender nuevas cosas aunque parezca que no están poniendo atención, ya que les estamos transmitiendo el 20% de lo que les decimos.

- Aprenden el 30% de lo que ven.

La información que llega a través de sus ojos es muy valiosa y deja una marca en su memoria. Hoy en día nuestros hijos con las nuevas tecnologías están expuestos a programas, juegos y otras cosas que ven constantemente, debemos de ser cuidadosos con lo que tienen contacto, ya que su aprendizaje depende bastante de ello.

- Aprenden el 50% de lo que ven y escuchan.

La unión de ambos sentidos mejora la capacidad de aprendizaje. Si el profesor, además de dar la lección oralmente, la acompaña con imágenes, será mucho más fácil para los niños asimilar y retener el nuevo conocimiento.

- Aprenden el 70% de lo que discuten con otros.

Aprender a discutir les da la herramienta esencial de su aprendizaje. Dialogar, hablar, preguntar, enumerar, defender una posición y escuchar a otros, los ayuda a adquirir nuevos conocimientos, además de que desarrollan el pensamiento crítico, ya que aprenden a relacionar, comparar y extraer el contenido que les interesa.

- Aprenden 80% de lo que hacen.

Aprenden de sus errores. Nada es más cierto que esto. Por eso es esencial dejar que los niños cometan errores. Descubran, intenten, identifiquen y analicen. Anímalos desde pequeños a la autonomía y refuerza su autoestima para que se sientan tentados a investigar y adquirir nuevos conocimientos por sí mismos. Tu papel, como tutor del niño, es guiarlo para que tome las mejores decisiones, pero que también aprenda a distinguir cómo hacerlo y aprender de sus errores.

Contenido relacionado: 7 consejos para promover la autonomía en tu hijo

- Aprenden el 95% de lo que enseñan a otros

Las relaciones sociales son la base de su aprendizaje. En realidad, aprenden desde el momento en que pueden enseñar un conocimiento a otra persona, ya que aumenta tanto su autoestima el que sean capaces de poder explicar algo que se les hizo sencillo, como desarrollar habilidades de poder ver las cosas de un punto de vista diferente para poder explicarlo.

Contenido relacionado: Beneficios del mindfulness para los niños

Esta etapa es una de las más importantes para los niños ya que generan la base de sus conocimientos. Los niños son como una esponja y absorben todo lo que ven, escuchan y hacen.

En la ECA sabemos la importancia del aprendizaje continuo para nuestros alumnos y cómo afecta en cada una de sus etapas, es por esto que con nuestro modelo educativo siempre buscamos la manera óptima de que se conviertan en personas íntegras, competitivas y comprometidas.

Haz tu cita con nosotros y descubre porque nuestro modelo humanista es el mejor para el aprendizaje de tus hijos.

Nueva llamada a la acción

También podría interesarte:

piramide glasser