Estrategias para estudiar con tu hijo en casa durante la cuarentena

Debido a la crisis de salud que el mundo enfrenta ahora, muchos padres, por diversas razones, deben mantener a sus hijos en casa como medida de precaución. La asistencia a las escuelas se ha detenido por ahora.

Al tener que permanecer tu hijo en casa, quizá te hayas preguntado cómo puedes apoyar en su aprendizaje.

Aquí hay algunas consideraciones que puedes llevar a cabo para ayudar a tu hijo a estudiar desde casa.

1. Establece un espacio de aprendizaje.

Designa un área en el hogar para que tu hijo pueda concentrarse en el aprendizaje. Sabe que no existen pautas claras sobre cómo debería ser un área de aprendizaje. De hecho, las escuelas han encontrado que determinar espacios para ello presenta un desafío. Esto se debe a que cada niño aprende mejor de diferentes formas, por lo que si una funciona para un niño podría no hacerlo para el otro.

El aprendizaje en el hogar tiene la ventaja de que puede atenderse a cada niño en particular. Mientras el alumno se concentre y se encuentre seguro, no hay límites en cuanto a dónde pueda darse el aprendizaje. Intenta permitir que los niños aprendan en distintos lugares, ya sea tumbados en el suelo o sentados en una mesa, lo que les sienta mejor.

Pero trata de limitar las distracciones. Procura apagar el televisor y desactivar las notificaciones de cualquier aplicación durante el tiempo de estudio.

2. Considera la tecnología que necesitará.

Vale la pena estar al tanto de qué programas necesitará tu hijo para acceder al trabajo que le envíe la escuela. En caso de que nos sean gratuitos, verifica si la escuela posee una licencia compartida o un paquete de acceso que pueda usarse. 

También es posible que requieras descargar programas para sostener videoconferencias, como Zoom o Skype, que los maestros podrían usar para impartir clases. Estos cuentan una licencia gratuita, pero asegúrate de descargarlos de los desarrolladores oficiales, ya que en algunos otros sitios tu computadora podría exponerse a malware.

3. Idea una estructura.

Dales a entender a tus hijos que este periodo no es un día festivo extendido, sino que deben seguir aprendiendo desde casa, como si fueran a la escuela. Es importante establecer una estructura.

Muchas escuelas cuentan con una estructura programada a lo largo de cualquier semana, por lo que, en lugar de interrumpir la rutina de tu hijo, posiblemente te convenga seguir su rutina escolar. Sin embargo, no deben dedicar un rango de tiempo específico a estudiar, ya que los estudiantes de diferentes edades completarán tareas y comprenderán conceptos a distintos ritmos.

Nuestro consejo es apegarse a los plazos propuestos por las escuelas, y luego ser flexible según el progreso de tu hijo. La comunicación es clave. Consulta con tu hijo cómo es que se encuentra progresando, ofreciéndole ayuda cuando sienta necesitarla. De hecho, así es como los maestros trabajan continuamente durante todo el día con los 20 a 30 niños en el salón de clases.

Debido a que todos requerimos de tiempo para procesar nuevo aprendizaje, permite que los niños tengan tiempo para relajarse entre los momentos de estudio. No existen reglas estrictas sobre cuántos descansos deberían tener o cuánto tiempo deberían durar. La investigación muestra que darles a los niños la libertad de elegir cómo aprender y cuánto tiempo puede incentivar su motivación.

Contenido relacionado: Cómo fomentar buenos hábitos de estudio en tu hijo

4. Entérate de lo que tu hijo deba saber.

Si la escuela de tu hijo ha aplicado el aprendizaje en línea, como adulto supervisor será más un ayudante o facilitador que un maestro sustituto. Cualquier trabajo que tu hijo deba completar se basará en la edad y nivel apropiados y en continuar el plan de estudios, de modo que los estudiantes sigan progresando en lo que se espera de ellos.

Su progreso puede medirse a través de resultados e indicadores. Los resultados son, de la manera más simple, los objetivos que un niño debe alcanzar a cierto nivel. Los indicadores son las formas sugeridas por las cuales tu hijo mostrará sus logros.

5. Mantente cerca para ayudar.

Si a tu hijo le resulta difícil una tarea en particular, vuélvete disponible para hacer sugerencias y responder sus preguntas, pero procura dejar que él complete su tarea por cuenta propia lo más que pueda.

Si no sabes la respuesta, trabaja con tu hijo para hallar una solución. Deja que tu hijo, cuando ello sea posible, se autorregule, es decir, que tome el control de su propio aprendizaje y no confíe tanto en tu apoyo.

Quizá debas retroceder un paso para que tu hijo refuerce un concepto antes de abordar uno nuevo.

6. Si todo lo demás falla...

Existen muchas actividades de apoyo en línea para niños que aprenden desde casa. Busca sitios o materiales que puedan ayudar a su hijo a aprender y progresar en su material.

Si te encuentras perdido en qué hacer, entonces anima a tu hijo a leer. Busca libros para tus hijos y discútelos. Desarrollar un amor por la lectura ayudará a tus hijos en todas las áreas de aprendizaje, sin importar cuánto tiempo no vaya físicamente a la escuela. También podrán encontrar textos interesantes en la red.

Para conocer algunas actividades que puedes realizar en casa con tu hijo, haz click aquí.

Referencias

Si te interesa obtener más excelentes consejos para que tu hijo estudie mejor y aumente su rendimiento académico, te compartimos estas 5 consejos de estudio para los niños. Puedes descargarlos en este enlace:

Nueva llamada a la acción