Cómo promover una mejor comunicación asertiva en tu hijo adolescente

Enseñarle a un hijo adolescente a comportarse de manera asertiva puede ser una lección oportuna que le servirá durante el resto de su vida. Adopta un enfoque proactivo al enseñarle habilidades de comunicación y ayudarlo a mejorarlas.

Razones por las que los adolescentes se benefician de aprender asertividad

Aquí hay diez buenas razones por las que los adolescentes deben aprender a comunicarse con asertividad, las que asimismo puedes usar para que tu hijo comience a practicarla regularmente:

Son menos propensos a ser acosados

Un adolescente que es capaz de hablar y decir: "Basta con eso" o "No me agrada lo que pretendes hacer", tiene menos probabilidades de ser victimizado en comparación con otro que permanece en silencio.

Puede ser muy difícil hacer frente a un bully, pero puede resultar eficaz cuando se hace con asertividad. Los adolescentes asertivos también pueden defender a los compañeros que están siendo molestados.

Son menos agresivos

Si tu hijo adolescente sabe cómo pedir ayuda o aclarar mensajes, será menos probable que recurra a cualquier clase de agresión verbal o física. Podrá expresar sus emociones de una forma más prosocial mediante el uso de palabras respetuosas.

Un niño que puede decir: "Por favor, deja de hacer eso", no tendrá que pegarle a alguien para dejar en claro su punto.

Comunican sus necesidades

La comunicación entre compañeros, padres y figuras de autoridad es más productiva cuando los adolescentes se comportan asertivamente. Esto reduce la comunicación indirecta -como pedirle a otra persona que transmita un mensaje- y permite que se comuniquen educada pero directamente.

También asegura que los adolescentes hablen de una manera directa con cualquier persona que los ofenda, en lugar de chismorrear con amigos sobre el tema.

Tienen relaciones más saludables

Es probable que los adolescentes que saben hablar cuando lastiman sus sentimientos tengan relaciones más saludables.

En lugar de permitir que las personas violen sus derechos, los adolescentes asertivos pueden decir: "No me gusta que hagas eso", lo cual promueve respeto mutuo en las relaciones románticas o de amistad.

Saben cómo manejar su estrés

Saber cómo emplear habilidades de asertividad puede ayudar a un adolescente a reducir su nivel de estrés. Por ejemplo, un joven dispuesto a hacerle preguntas a un maestro podrá reducir el estrés que experimenta al no entender un trabajo.

Dichas habilidades facilitan una disposición proactiva en resolver problemas con el fin de evitar las consecuencias naturales que puedan surgir de la pasividad.

Adquieren una autoestima saludable

Los adolescentes que defienden sus posturas por cuenta propia se sentirán más seguros con el tiempo. Y cuanto más confiados se sientan, más probable será que se comporten con asertividad.

Los adolescentes que aprenden a expresarse puntualmente adquieren más confianza a medida de que se percatan de los resultados positivos de su comportamiento.

Evitan emociones negativas

Cuando las personas cultivan una actitud pasiva frente a los problemas, a menudo experimentan mucho dolor e ira. Esto puede llevarlas a actuar de un modo pasivo-agresivo. Un adolescente acosado podría pensar en secreto en tomar represalias.

Enséñale a tu hijo adolescente a comportarse de manera asertiva para que pueda abordar cualquier problema conforme surja.

Contenido relacionado: Cómo enseñarle a tu hijo adolescente a resolver problemas

Entienden mejor las emociones

La comunicación asertiva requiere que los adolescentes se detengan y reflexionen sobre sus emociones. Esto les servirá para desarrollar una comprensión más profunda de sus sentimientos a lo largo del tiempo.

A medida que aumenta su inteligencia emocional, es más fácil para ellos idear estrategias para hacer frente a dichas emociones.

Asumen responsabilidad personal

Los adolescentes asertivos saben pedir ayuda, explicar lo que necesitan y decirles a los demás cómo se sienten.

Cuando los adolescentes pueden pedir lo que quieren, se vuelve menos probable que culpen a los demás por sus emociones. En cambio, entienden que si quieren algo, es responsabilidad suya intentar que ello se dé.

Resisten la presión grupal

Un adolescente que sabe defender su postura podrá decir que no a algo que no quiera. Esto significa que seguramente sabrá cómo decir no a cualquier avance con el que no se sienta cómodo y estará mejor equipado para resistir la presión de sus compañeros en torno al consumo de drogas o alcohol.

Como padres, está en nuestras manos apoyar a nuestros hijos para que empiecen a practicar una comunicación más asertiva, tanto con sus compañeros y amigos como con sus maestros y otros adultos. La asertividad y la confianza se retroalimentan mutuamente, por lo cual las ventajas repercuten en diversas áreas personales.

Nuestro principal objetivo, en la secundaria del Centro Educativo ECA, es ayudar a nuestros alumnos para que desarrollen las habilidades y las competencias necesarias que los lleven a ser personas con carácter y además responsables. Conoce más de nuestra secundaria:

Secundaria >

También podría interesarte: