<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=226233171658978&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

9 beneficios de la música en el aprendizaje de los niños

Cualquier persona se siente naturalmente atraída por la música. De hecho, la música une a las personas independientemente de su edad y de dónde provengan. Los niños comienzan temprano a responder al sonido, en realidad, desde que están en el vientre de su madre.

La música juega un papel importante en el desarrollo de un niño. Usamos canciones de cuna al mecer a nuestros bebés para dormir, bailar con canciones rítmicas e incluso disponemos de canciones para enseñarles conceptos básicos, como el alfabeto. Te dejamos 6 beneficios que la música les procura a los niños.

1. Habilidades lingüísticas.

Estudios recientes han indicado claramente que el entrenamiento musical desarrolla físicamente la parte del lado izquierdo del cerebro, involucrada con el procesamiento del lenguaje, y que puede conectar los circuitos del cerebro de maneras muy específicas. El aprendizaje de un instrumento musical también mejora el modo en que el cerebro entiende el lenguaje humano, lo que puede ayudar a los estudiantes a aprender un segundo idioma.

2. Mejora los resultados de las pruebas.

Los mismos estudios han demostrado que los estudiantes que participan en programas de educación musical de alta calidad en la escuela obtienen mejores resultados en los exámenes, que aquéllos que no participan en actividades musicales.

Un estudio publicado en 2007 por Christopher Johnson, profesor de educación musical y musicoterapia en la Universidad de Kansas, reveló que los estudiantes de escuelas primarias que habían participado en programas de educación musical superior obtuvieron en los puntajes de exámenes estandarizados un 22 por ciento más en inglés y 20 por ciento más en matemáticas; en comparación con escuelas que habían implementado programas de música de baja calidad.

3. Autoestima.

La música les permite a los estudiantes conocer nuevas habilidades y desarrollar confianza al dominar el canto o tocar un instrumento. Cuando los estudiantes trabajan para alcanzar un objetivo común, aprecian que sus intenciones e intereses sean escuchados y comprendidos por otros. Este esfuerzo conjunto les genera una sensación de aceptación personal que se vuelve fundamental para su autoestima.

4. Habilidades de escucha.

La música implica escucharse a uno mismo y al resto de un conjunto. Los músicos necesitan apreciar tempos, dinámicas, afinaciones y armonías. Esto estimula el desarrollo auditivo del cerebro.

5. Habilidades matemáticas.

La lectura de música incluye el uso de cuarto de nota, mitad de nota y aprendizaje de notas, que son esencialmente fracciones. Como Get Smart explica, cuando un alumno de música ha pasado un tiempo estudiando ritmo, ha aprendido a contar. No es que se halle contando números en sí, pero ciertamente ha estado usando la lógica para percibir ritmos y compases, y los ha trabajado metódicamente a través de la pieza. Muchos conceptos musicales tienen una contraparte matemática.

6. Hace que el cerebro trabaje más duro.

La investigación sugiere que el cerebro de un músico funciona de manera diferente al de una persona que no practica música. Muchas fuentes en neurociencia indican que los niños involucrados con la música tienen un funcionamiento incrementado en su actividad neuronal que las personas que no participan en entrenamiento musical, dice así el Dr. Eric Rasmussen, director del Departamento de Música en la Primera Infancia, en la Preparatoria Peabody de la Universidad Johns Hopkins. Cuando eres músico y tocas un instrumento, seguramente usas más tu cerebro.

7. Alivia el estrés.

Todos podemos constatar que escuchar a nuestro artista preferido o a nuestra canción favorita puede mejorarnos el estado de ánimo y relajarnos. Lo mismo ocurre con la creación musical. Proporciona a los niños un singular esparcimiento, permitiéndoles sumergirse en algo que satisface y calma. Dice una estudiante de un programa de música: “sin importar lo estresada que estuviera en la escuela, siempre salía feliz y relajada después de la práctica del coro”.

8. Creatividad.

La música ciertamente nutre el potencial creativo de los niños. Esto puede tener un impacto en sus futuros. La Arts Education Partnership afirma que los empleadores identifican la creatividad como una de las cinco principales habilidades importantes para el éxito dentro de la fuerza laboral. La misma expone que la originalidad y la flexibilidad son grandes beneficios de la educación musical debido a que son componentes clave de la creatividad e innovación de que requiere la música.

Finalmente, los graduados de los programas de música informan que la creatividad, el trabajo en equipo, la comunicación y el pensamiento crítico son habilidades y competencias necesarias para su trabajo, independientemente de si trabajan en alguna profesión musical o en otros campos.

9. Mayores tasas de graduación.

Las escuelas con programas de música tienen mayores niveles de graduación. Las escuelas con programas de música tienen una tasa de graduación estimada en 90.2 por ciento y una tasa de asistencia de 93.9 por ciento, en comparación con las escuelas sin educación musical que tienen un promedio de 72.9 por ciento de graduación y 84.9 por ciento de asistencia.

La música es una de las actividades esenciales para perfeccionar a los alumnos en el ámbito artístico y cognitivo. Además de eso, les enseña grandes competencias, tal y como trabajo en equipo, liderazgo y más. En la ECA contamos con actividades extracurriculares que le conceden a nuestros alumnos disfrutar de los beneficios que les ofrecemos, una de ellas es la orquesta. Entra y conoce más de nuestras clases extracurriculares.

ACTIVIDADES EXTRAESCOLARES >

 Imagen relacionada