<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=226233171658978&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

7 consejos para promover la autonomía en tu hijo

Nuestros hijos son individuos únicos con carácter, temperamento, sentimientos, gustos y sueños propios. Fomentar la autonomía conduce a la autodeterminación y la independencia.

Los padres pueden brindar oportunidades para que los niños tomen decisiones y asuman responsabilidades desde una edad muy temprana. Enseña, luego retrocede y permíteles explorar, cometer errores y aprender de los mismos.

Cultivar autonomía requiere mucha paciencia, así que planifica con anticipación y permanece muy flexible. Cuando las tareas toman tiempo o son difíciles de realizar para los más pequeños, a menudo supervisamos en exceso o nos encargamos de ellas y las hacemos por ellos. Resulta más rápido para nosotros hacerlo, podemos ser mejores en el cumplimiento de la tarea y es difícil para nosotros verlos luchar.

Pero es en esa misma lucha que se produce el crecimiento, y cada vez que logran algo por sí mismos, construyen confianza. Dejamos algunos consejos que te ayudarán a promover autonomía en tus hijos:

1. Permitir que los niños tomen decisiones.

La opción de brindar a los niños la oportunidad de tener cierto control en un mundo donde los adultos toman toda decisión, proporciona ocasiones apropiadas para que los niños sean independientes, lo cual genera un sentido saludable de agencia y control.

2.-Dejar que los niños luchen (de forma segura).

Todos los niños se encuentran con fracaso en algún momento. Intentar cierto objetivo y cometer errores o fallar es parte del crecimiento. Si los niños no desarrollan mecanismos saludables de afrontamiento en torno al fracaso, serán vulnerables a la ansiedad. Es esencial que los padres demuestren que el fracaso y los errores son partes de un proceso de aprendizaje. Al permitir que los niños aprendan de sus errores, les estamos brindando una importante oportunidad para desarrollar capacidad de recuperación, agilidad, confianza y habilidades de afrontamiento.

3.- Dejar que resuelvan sus problemas.

Cuando tengan un problema, conviene no ser demasiado presto a darles soluciones. Anímalos a responder sus propias preguntas. Puedes pedirles a tus hijos que investiguen primero para ver a qué conclusiones llegan. Quizá te sorprendan con grandes soluciones que sean capaces de proponer e incluso podrías aprender algo de ellos.

4. Motivarlos a tomar desafíos.

Si un niño se encuentra determinado a probar algo que no está seguro de poder hacer (siempre que sea seguro), bríndale la oportunidad de pasar por ese proceso y de apoyarlo. Si tienen éxito, te admirarás gratamente de él. Si no lo hace, aprenderá de la experiencia y sabrá que estarás ahí a su lado.

5. Deja que tus hijos hablen por sí mismos.

 Es fácil responder a una pregunta que alguien le hace a tu hijo, sin siquiera pensar demasiado. Es normal que los padres respondan a pesar de que intenten no hacerlo, pero debes permitir que los niños hablen por sí mismos, ya que es una marca de respeto por quienes son.

6.- Apoyar el crecimiento y practicar nuevas habilidades con los niños.

En tareas de construcción, la base ayuda a proporcionar apoyo adicional al edificio. Cuando está terminado, la base se retira, y la estructura se puede colocar de forma independiente. Los padres que utilizan educación con bases, ofrecen a los niños un apoyo similar. Los padres incorporan información y habilidades que los niños ya poseen, y una vez que crecen ellos mismos son capaces de hacer las cosas por sí. Tal enfoque ayuda a fomentar mayor autonomía e independencia.

Contenido relacionado: 6 habilidades que tu hijo debe desarrollar en un buen kinder

7.- Minimiza el juicio y el control.

Muchos padres tratan de controlar a sus hijos. El psicólogo Dr. Ross Greene recomienda que los padres deben, en cambio, influir en los niños. Los padres que intentan controlar a los niños pueden hacer que se vuelvan más dependientes de ellos. Al adoptar un estilo de paternidad más colaborativo, los padres dejan espacio para que los niños desarrollen una mayor autonomía. Lo que a la vez ayuda a los niños a desarrollar las habilidades necesarias para convertirse en adultos independientes.

La autonomía en los niños es una habilidad muy importante que puedes enseñar a tu hijo desde edad muy temprana, de tal manera será capaz de enfrentar todos los problemas durante su etapa de desarrollo, aprendiendo y creciendo constantemente por sí mismo.

En la ECA contamos con un modelo educativo que permite a cada alumno desarrollar la autonomía por medio de diferentes potenciadores de talento. Estos les permitirán tener una educación personalizada, e identificar habilidades y áreas para mejorar, así como conocerse a sí mismos. Entra y conoce más sobre nuestros potenciadores de talento.

POTENCIADORES DE TALENTO >
auronomia